Entradas

Imagen
Parque Fitzgerald 


Todas las ciudades suelen tener sus pulmones verdes, en el caso de Cork dicho pulmón se llama Parque Fitzgerald. Este parque lo baña el río Lee. Dispone de amplias zonas verdes con una fuente central, además también hay un parque infantil.



Es un lugar en el que se respira tranquilidad, cuenta con varios bancos donde poder sentarse a charlar o sentarse a leer.



En el interior del parque encontramos un espacio que parece estar preparado para ofrecer conciertos, como es el caso del día en el que fuimos.


También se encuentra el museo público de Cork en el interior del parque.


Imagen
LIMERICK

Está pequeña pero coqueta ciudad se encuentra en el oeste de Irlanda, es la tercera ciudad por número de habitantes en la República de Irlanda, solo después de Dublín y de Cork. La ciudad se encuentra junto al río Shannon.




La ciudad cuenta con una rica historia, pues la ciudad se remonta como mínimo a la colonización vikinga en el año 812, posteriormente fue ocupada por los normandos.

El castillo del rey Juan, se encuentra en la zona de la ciudad que su vez se conoce como isla del rey, la primera fortaleza estable en Limerick fue construida por los vikingos, para poder ejecutar sus rapiñas a los asentamientos religiosos de la zona. Pero fue en el año 1200 cuando bajo el poder normando finalmente acabó la construcción del castillo.




En Limerick también se encuentra la catedral de Santa María, la catedral fue construida tras la expulsión de los vikingos, en el mismo asentamiento que estos último utilizaban como lugar para la toma de decisiones.





Imagen
Asedio de Jadotville

En septiembre de 1961 tuvo lugar en Katanga el conocido como asedio de Jadotville. Cuando un contingente de soldados irlandeses poco armados fueron enviados por las Naciones Unidas hasta esa posición, a causa de las tensiones durante el conflicto de Katanga. Entonces un grupo de 155 soldados irlandeses poco armados capituló ante un contingente superior en número formado por rebeldes, mercenarios, residentes belgas y miembros de tribus.

Fueron atacados por sorpresa mientras celebraban una eucaristía al aire libre, tuvieron la suerte de cavar una trinchera que les permitió repeler los ataques, aunque finalmente tras seis días de combate se rindieron ante la falta de munición y escasez de agua. Fueron utilizados como intercambio de rehenes, resultando esto una situación embarazosa para la ONU. En Irlanda a pesar de su actuación nunca se les fue concedido ningún tipo de distinción hasta 2005. Fue la primera vez que las tropas irlandesas desde que su país se independiz…
Imagen
Acantilados de Moher 
Son considerados la atracción natural más visitada en toda Irlanda, los acantilados de Moher, en inglés Cliffs of Moher y en irlandés Aillte an Mhothair, se encuentran en la región conocida como El Burren, que también es conocida por sus castillos y su historia celta.



Los acantilados toman su nombre de un antiguo fuerte que había en la zona durante las guerras napoleónicas. La torre fue demolida pero posteriormente fue reconstruida en 1835, debido a la cantidad de turistas que ya desde esa época visitaban los acantilados.




Desde los acantilados se pueden observar las islas de Arán y la bahía de Galway.



La formación de los acantilados se remonta unos 320 millones años, durante el Carbonífero Superior, cuando la zona era mucho más cálida y se encontraba en la desembocadura de un gran río que fue depositando capas de barro que dan forma hoy en día a los acantilados.




Imagen
Acantilados de Kilkee


Un poco más al sur que los acantilados de Moher, bastante masificados por el turismo, nos encontramos con otros acantilados que quizás no imponen tanto en cuanto a altura pero se sienten más salvajes y en cuanto a belleza no tienen nada que envidiar.


Se encuentran cercanos al pueblo costero de Kilkee, un pequeño pueblo con una bonita playa de arena blanca que suelen utilizar para veranear los habitantes de Limerick, una ciudad cercana.



He de decir primero que el tiempo cuando visitamos los acantilados nos sonrió, no es lo común encontrar un día despejado y sin viento. La mejor forma de llegar a estos acantilados es mediante coche ya que no hay ninguna línea de guagua que pase por ahí, como si la hay en los acantilados de Moher.



Imagen
Parque Phoenix 
Es uno de los parques urbanos más grandes de Europa, se encuentra en la ciudad de Dublín y cuenta con 712 hectáreas. En cuanto a la historia del parque, fue en el siglo XII cuando tras la conquista normanda de Irlanda, regalaron algunas tierras a la orden de caballeros de San Juan de Jerusalén, y estos establecieron una abadía. Pero las tierras fueron arrebatadas por Enrique VIII de Inglaterra.




En 1747 fue abierto al público. En el parque podemos encontrar varios puntos de interés, como un zoo, la residencia del presidente de Irlanda, el monumento a Wellington o el cuartel general de la policía irlandesa. Además de todo eso en el parque podemos ver ciervos salvajes.




Imagen
Algunas estatuas de Dublín
Empezaremos a hablar de Molly Malone. Aunque no hay evidencia que lo demuestre Molly Malone fue una vendedora de berberechos y mejillones de la ciudad de Dublín. A su nombre hay una canción que es definida como el himno no oficial de Dublín. Esta canción narra la vida de esta mujer que se dedicaba a la venta ambulante en la zona portuaria de la ciudad hasta que un día muere en plena calle debido a una fiebre. 

Al lado del río se encuentran unas estatuas que impresionan bastante, muestran los cuerpos casi esqueléticos de varias personas, en representación de los que sufrieron la gran hambruna de la que hablé anteriormente en esta publicación Cobh, un pueblo con historia